Presentación
Dr. Luis Ernesto Derbez Bautista
Rector de la Universidad de las Américas Puebla

Estado de Derecho y altos niveles de igualdad socioeconómica son los dos pilares que pueden romper las cadenas de la impunidad y el subdesarrollo en todos los países. En un sistema democrático es indispensable que se cumplan a cabalidad todas las leyes y, quienes las violen, tengan algún tipo de castigo en proporción de su falta.

Cuando una sociedad no coloca por delante el cumplimiento de las normas que rigen su convivencia se generan terribles distorsiones que provocan problemas estructurales para su desarrollo. Los países democráticos que han logrado crear instituciones sólidas de seguridad y justicia pueden alcanzar mayores niveles de bienestar social y económico.

Existen tres vacunas indispensables contra la impunidad: 1) contar con un estado democrático que promueva el desarrollo económico con sentido social; 2) garantizar que cualquier ciudadano pueda encontrar justicia sin perjuicio de su condición social, y 3) la presencia de una sociedad activa que exija el respeto a sus derechos humanos y ejerza a plenitud sus libertades. Asimismo, se necesita siempre una prensa libre y vigorosa, investigadores comprometidos con el entendimiento de sus grandes problemas y grupos organizados que promuevan y defiendan sus derechos.

Los países con clases medias sólidas generan instituciones políticas mucho más fortalecidas que aquellos que tienen deformaciones en la distribución de su riqueza: países con altos niveles de des- igualdad promueven sociedades diversas frente a los sistemas de justicia.

Las naciones que no exigen sistemas robustos en materia de seguridad y justicia, en el marco del respeto a los derechos humanos, están condenadas a vivir una espiral de violencia e inseguridad crónica. Los países que ocupan los últimos lugares del Índice Global de Impunidad 2017 se encuentran en un terreno terriblemente pantanoso en el que sostienen sus aspiraciones futuras de desarrollo en instituciones frágiles y cuestionadas.

Las universidades debemos participar en el proceso de análisis de los principales problemas que aquejan al mundo. Por lo anterior, desde los espacios académicos estamos –naturalmente– llamados a participar con responsabilidad científica a generar estudios como el presente, para dar luz a las estadísticas que generan de manera responsable los países y el sistema de Naciones Unidas.

Con este estudio, liderado por investigadores de nuestra universidad y otros países, confirmamos nuestra vocación social como una institución comprometida con el desarrollo de diagnósticos y propuestas concretas a los grandes retos de la humanidad.

Andrea Ambrogi Domínguez
Presidente del Consejo Honorario
Centro de Estudios sobre Impunidad y Justicia-UDLAP

Estimados amigos:

En febrero de 2014 surgió la idea de medir –cuantitativamente– el principal problema que vive América Latina y, probablemente, el mundo: la impunidad. Esto se manifestó desde la sociedad civil y pudo concretarse en la Universidad de las Américas Puebla.

La impunidad es origen y destino de otros problemas que viven muchos países, como la falta de estado de derecho, la corrupción, la violencia, la inseguridad e inclusive la desigualdad social.

Estamos muy orgullosos de que en México se haya desarrollado el primer Índice Global de Impunidad gracias a tres factores críticos: 1) la oportunidad de tener información actualizada de los países de la ONU en materia de seguridad y justicia, que recibe y ordena de manera eficaz la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito de Naciones Unidas; 2) que la UDLAP haya generado el pensamiento crítico adecuado de investigadores internacionales de primer nivel, coordinados por Juan Antonio Le Clercq y Gerardo Rodríguez, para proponer un entendimiento holístico del fenómeno de la impunidad, y 3) la convicción y el apoyo decidido del Dr. Luis Ernesto Derbez, rector de la UDLAP, ante un proyecto de investigación novedoso que presentaba retos metodológicos muy complejos.

En tan sólo tres años, el Índice Global de Impunidad se ha convertido en el más importante referente académico en su área a nivel internacional, así como en fuente de información de organizaciones de la sociedad civil, empresas y medios de comunicación globales.

Hoy, el Índice Global de Impunidad tiene el respaldo institucional del Centro de Estudios sobre Impunidad y Justicia (CESIJ) que alberga la UDLAP; éste representa un punto de partida para el pensamiento e investigaciones estratégicas de carácter universitario, que se consolida como un think tank con alcance global.

Como presidente honorario del CESIJ, tengo el gusto de presentar esta actualización del IGI, documento que nos permite profundizar la propuesta desarrollada y extender a nuevos países el análisis del fenómeno de la impunidad. Felicito al equipo de investigadores de la UDLAP y asociados de todo el mundo, a los becarios e instituciones nacionales e internacionales que nos han apoyado en estos tres años de enorme esfuerzo por entender y proponer soluciones al problema de la impunidad a nivel global.

Derechos Reservados © 2017. Universidad de las Américas Puebla. Sta. Catarina Mártir. Cholula, Puebla. C.P. 72810. México
Conmutador: +52 (222) 229 20 00. Lada sin costo: 01 800 22 77 400 | Admisiones: informes.nuevoingreso@udlap.mx +52 (222) 229 2000 extensión 2112 Aviso de privacidad